Tras su manto de neblinas

Las Islas Malvinas emergen a 550 kilómetros de la costa patagónica sobre las aguas del Mar Argentino, en la misma latitud que la ciudad de Río Gallegos en la Provincia de Santa Cruz. Forman parte de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur. Las Malvinas conforman un archipiélago integrado por dos islas mayores, la Isla Gran Malvina al Oeste, la Isla Soledad al Este, y más de 200 islas menores e islotes.

El paisaje de las islas es similar al de la estepa patagónica, con escasa vegetación y suaves ondulaciones en el terreno producto del desgaste generado por la erosión. El terreno es rocoso, cubierto de arbustos, pastos y turberas. Es muy abundante la población de leones y lobos marinos, cetáceos, aves y peces. Existió un mamífero cuadrúpedo autóctono, el Guará, pero fue exterminado en el Siglo XIX.

La Isla Grande, en las Islas Malvinas, por Landsat-8

El clima en las Islas Malvinas está muy influenciado por el Mar Argentino que las rodea. Las temperaturas son bajas, pero con escasa variación. Los vientos son fuertes, constantes y cargados de humedad. El cielo permanece nublado la mayor parte del año y las lluvias son frecuentes. Pueden ocurrir nevadas fuera del verano, pero la nieve no se acumula.

Las islas, al ser encontradas por los marinos europeos, no se encontraban habitadas, aunque había señales de la presencia de pueblos originarios. Las Malvinas fueron detectadas por integrantes de la expedición de Magallanes en el año 1520. A partir de ese momento quedaron dentro de los espacios bajo control efectivo de las autoridades españolas hasta el año 1811, período en el cual se sucedieron treinta y dos gobernadores. Luego de la Declaración de Independencia, la soberanía de las islas fue ejercida por las Provincias Unidas del Río de la Plata.

En 1833 fueron ocupadas por el gobierno inglés mediante la fuerza militar y desde entonces permanecieron bajo su dominio. Las disputas entre Argentina y Gran Bretaña pasaron por distintas etapas entre reclamos y negociaciones, y llegaron al conflicto bélico en abril de 1982, cuando una fuerza militar argentina recuperó las islas con un operativo comando. Los británicos movilizaron más de 30 mil hombres y 100 barcos y volvieron a ejercer el control en junio de 1982 manteniéndolo hasta la fecha.

Las Islas Malvinas, por Terra de NASA

Las Islas Malvinas están entre los 17 territorios bajo la lupa del Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas, que trabaja para materializar la resolución 1514 de la Asamblea General, que en 1960 proclamó la necesidad de acabar con el flagelo del colonialismo en el planeta.

La imagen tomada por el satélite Landsat-8, en combinación infrarroja, muestra la escasa pero amplia y homogénea cobertura vegetal sobre el territorio de las islas visualizada en un tono azul intenso. En la imagen del instrumento MODIS, a bordo del satélite Terra, se observa una extensa floración de fitoplancton en el Mar Argentino, en tonos verdes, azules y turquesas, bordeando las Islas Malvinas.

En esta región son frecuentes los frentes marinos, zonas del océano altamente productivas en términos biológicos, que se generan como producto del encuentro de aguas profundas ricas en nutrientes con la luz del sol en la superficie, haciendo posible el desarrollo de fitoplancton, primer eslabón de la cadena trófica, y propiciando así la presencia de una nutrida fauna marina. También la zona de las Islas Malvinas es rica en hidrocarburos, lo que refuerza su condición estratégica.

 

Fuente: Argentina desde el Espacio, OiNK (2016)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s